728 x 90

¡¡ FELIZ NAVIDAD Y UN PROSPERO 2017 !!

img

Foto: i-decoracion.com

¡Desde Atenas les envío mis mejores deseos para todos!

Quisiera darles una sorpresa navideña, esto es: pasarles la información del regalazo que nos ha hecho la UNESCO al finalizar el año, para la humanidad entera. Algunos aficionados a esta columna conocen el afecto que siento por Marruecos, pues bien, es un marroquí llamado Adelaziz Abid el coordinador de este gran proyecto impulsado por la Unesco y otras 32 instituciones. Puede que algunos ya la conozcan, se trata de la BDM, la nueva Biblioteca Digital Mundial, un verdadero tesoro para los cibernautas. Reúne mapas, textos, fotos, grabaciones y películas de todos los tiempos y explica en siete idiomas las joyas y reliquias culturales de todas las bibliotecas del planeta. Cada joya de la cultura universal aparece acompañada de una breve explicación de su contenido y su significado. ¿Cómo se accede al sitio? Es muy fácil: www.wdl.org  y ya entró el lector en el mágico mundo de las bibliotecas. Entre los documentos más antiguos hay códices precolombinos, gracias a la contribución de México. Yo opino que aún es demasiada escasa la información brindada referente al Perú, a este respecto se le podría hacer una sugerencia a la Biblioteca Nacional.Entre los miles de documentos internacionales podemos descubrir los primeros mapas de América, dibujados por Diego Gutiérrez para el rey de España en 1562, y un curioso relato azteca que constituye la primera mención del Niño Jesús en el Nuevo Mundo.Recordemos que la primera biblioteca de la historia fue la de  Alejandría, considerada una de las siete maravillas del mundo. Pues ésta que recién abre sus puertas tiene garantizado un futuro tan brillante como aquella. Ha sido calcada de otra biblioteca muy importante, la del Congreso de los Estados Unidos.

Cambiando el tema: los que se atreven a pronosticar el futuro dicen que la sociedad va a gozar en un futuro inmediato de un periodo de notable crecimiento sostenible a nivel mundial, gracias a la presente era cibernética. Esperemos que tal profecía empiece a cumplirse desde el 01 de enero del año entrante. No cabe ninguna duda de que la era de la informática ha transformado todos los patrones socio económicos hasta el s. XX  existentes, lo cual ha revolucionado el obsoleto sistema laboral. Buena prueba de ello es la masiva migración de la generación más joven proveniente del sector campesino hacia las grandes metrópolis del mundo, con la intención de integrarse a la modernidad en la que cifran su esperanza de un cambio radical en su calidad de vida. Pero de lo que no estoy muy segura es del método que va a ser puesto en práctica para la justa distribución del prometido crecimiento, espinoso asunto de carácter endémico esto de la redistribución.

A mi entender la brecha entre los extremadamente ricos y los pobres in extremis (o mejor dicho: “in artículo mortis”) se va abriendo cada vez más y de manera alarmante. Los que ostentan el poder saben perfectamente que en todos y en cada uno de los aspectos de sus propias vidas resulta imprescindible y prioritario intentar la recuperación del equilibrio socioeconómico de la nación donde habitan, pero parece importarles un pepino. Por lo que veo los asuntos internacionales siguen su curso acostumbrado, es decir irracional. Por lo mismo: mi sugerencia de reflexionar acerca de este tema - y de cómo podríamos participar de manera conjunta todos los peruanos en un proceso pacífico hacia el progreso inmediato - resulta fundamental considerarla antes de que empiece el año 2017. Cada uno de nosotros tiene su granito de arena para aportar, los jóvenes su vigor y entusiasmo, los mayores la valiosa experiencia, ¿porqué no intentamos a través de las redes sociales conjuntar objetivos comunes socio-económicos, obviando al 100% los partidos políticos? Las últimas palabras de esta propuesta constituyen la clave de su éxito. Organizándonos de un modo colectivo e integrado; exigiendo civilizadamente nuestros derechos ciudadanos;  cambiando de estrategia, poniendo en práctica nuevos métodos de acción; deponiendo intereses personales para cooperar por el país con actitud coherente y armónica, con sentido de la solidaridad y de la justicia. Es apenas una insinuación que dejo en el aire, a ustedes lectores les toca trabajar la idea. 

Y recuerden: en estas fiestas ¡a comprar productos peruanos! ¡Ni un regalo de marca extranjera! No necesitamos proteccionismo (método empleado por Hitler y prometido por Mister Trump). Tampoco necesitamos a ningún sicario para cuidar la puerta de nuestro negocio. Al ser conscientes de lo que consumimos, nosotros mismos nos protegemos.

Como bien canta José Feliciano “!Feliz Navidad, próspero año y felicidad!”. 

IR A COMENTARIOS

    Comentarios