728 x 90

¿Y ahora que más? Esta es la razón de la protesta en el túnel Santa Rosa

img

Foto: elcomercio.pe

¿Qué rumbo está siguiendo Lima? Esta semana, una serie de hechos han dejado ver que la gestión de Luis Castañeda Lossio no está yendo por un buen camino y lo peor es que está arrastrando a Lima consigo. 

A casi dos semanas de inaugurado, el congestionamieno vehicular persiste en el bypass de la avenida 28 de Julio, un proyecto que Castañeda nos vendió como la solución al caos vehicular en las llamas horas punta, pero hasta el momento solo está confirmando lo que ya muchos temían cuando se inició su construcción: que simplemente no serviría. 

A ello se le suma el problema que ha causado la anulación, por parte de la Municipalidad de Lima, de los contratos de dos consorcios que cubrían las rutas del Corredor Azul y de uno más que iba a iniciar sus operaciones en mayo. La falta de buses llevó a que otro consorcio pusiera unidades en las calles que -según puso al descubierto La República- tenían papeletas y elevadas multas. 

Te puede interesar: Corredor Azul: cuando la reforma del transporte comenzó a deformarse 

¿Ahora qué ha pasado?

Esta mañana, el tránsito vehicular en el cruce de la avenida Alcázar con Prolongación Tacna, por donde se accede al túnel Santa Rosa, se vio interrumpido por un grupo de residentes del distrito del Rímac, quienes denunciaron que los accidentes de tránsito aumentaron tras la inauguración de los túneles Santa Rosa y San Martín, que conectan San Juan de Lurigancho con el Rímac. 

Los residentes indicaron ante la prensa que los conductores que se dirigen desde San Juan de Lurigancho hacia el Centro de Lima, no respetan los semáforos y que además circulan a mucha velocidad. Ello impide el libre transito de los peatones. 

Según ellos, la vía rápida solo beneficia a los vehículos y no a las personas, especialmente a los escolares de los Colegios Leoncio Prado y María Parado de Bellido, quienes todos los días tienen que cruzar la pista por donde los conductores acceden a los túneles. Actualmente, según afirmaron los vecinos, una niña se encuentra hospitalizada después de haber sido atropellada cuando cruzaba la avenida Alcázar. 

Y el problema no es la falta de semáforos porque si los hay, al igual que los cruceros peatonales. El problema es con los choferes, quienes no respetan. Es por esta razón que los manifestantes también exigieron la presencia de efectivos de la policía y de inspectores de tránsito en la zona. 

Como se recuerda, los túneles fueron puestos en funcionamiento en enero pasado. Desde entonces los residentes del Rímac han notificado a la Municipalidad de Lima de este problema, sin embargo, todos sus reclamos han sido pasados por alto. 

Una vecina contó que se reunieron con el alcalde del Rímac, Enique Peramás, para denunciar este problema, pero la autoridad edil les comunicó que los túneles son competencia de la Municipalidad de Lima y además les mostró cartas que habían sido enviadas al mismo alcalde de Lima, pero que hasta la fecha no han recibido respuesta. 

También te puede interesar...

IR A COMENTARIOS

    Comentarios