ROSA MARIA PALACIOS EN VIVO
PRÉNDELO

Jen Selter se ha convertido en la nueva reina del Instagram, pues sin ser un personaje de Hollywood, esta mujer tiene más de un millón y medio de seguidores. ¿Cómo lo hizo? Las fotos de su esbelta figura, con su trasero de protagonista, son la respuesta.



Desde que comenzó a subir sus fotos, el poder de las redes sociales le permitió tener un impacto feroz en los cibernautas que no dudaron en regalarle cientos de miles de ‘Me Gusta’ a sus selfies y retratos, donde, repetimos, su cola es el punto de atracción y ella es consciente de ello. "No publico fotos de mi cara porque mis seguidores realmente no quieren ver mi cara”, dice Jen.


Si antes no pasaba desapercibida, pues ahora menos y no le queda de otra que acudir a gimnasios privados. “Yo soy reconocida donde quiera que esté. Realmente no voy a gimnasios públicos porque se crean escenas bastante bochornosas. No me gusta ser observada", agrega. ¿Le creemos que es tímida?


Sus seguidores confiesan que la han buscado en cuanto gimnasio haya en New York, ciudad donde Selter vive junto a su orgullosa madre, en Upper West Side. La joven de 20 años tomó clases de cosmetología, pero de momento se desempeña en empleos secundarios en el consultorio de un cirujano plástico y, como no podía ser de otra forma, también en un gimnasio.


Jen hizo su ingreso al Instagram en marzo de 2012, pero publicaba fotos una que otra vez; sin embargo, se dio cuenta que sus fotos eran republicadas por otras personas y pidió que cuando lo hicieran le pongan los créditos.


En poco tiempo los cientos de fans de @JenSelter se convirtieron en cientos de miles y, marcas como Nike y New Balance, quisieron patrocinarla, pero ella finalmente se inclinó por la compañía de agua NY20 y otra de suplementos de nutrición.


Como la envidia es algo típico de la raza humana, por ahí dijeron que su trasero es falso, pero ella explicó que como buena ‘judía narizona’, el único retoque se lo hizo ahí cuando era adolescente.


Ella sabe que alborota y acalora a los hombres, pero según narra, se siente más feliz pues ve “cómo motivo e inspiro a personas de todo el mundo. Con mucho trabajo y dedicación, cualquiera puede llegar a donde estoy”.



Jen Selter se ha convertido en la nueva reina del Instagram, pues sin ser un personaje de Hollywood, esta mujer tiene más de un millón y medio de seguidores. ¿Cómo lo hizo? Las fotos de su esbelta figura, con su trasero de protagonista, son la respuesta.



Desde que comenzó a subir sus fotos, el poder de las redes sociales le permitió tener un impacto feroz en los cibernautas que no dudaron en regalarle cientos de miles de ‘Me Gusta’ a sus selfies y retratos, donde, repetimos, su cola es el punto de atracción y ella es consciente de ello. "No publico fotos de mi cara porque mis seguidores realmente no quieren ver mi cara”, dice Jen.


Si antes no pasaba desapercibida, pues ahora menos y no le queda de otra que acudir a gimnasios privados. “Yo soy reconocida donde quiera que esté. Realmente no voy a gimnasios públicos porque se crean escenas bastante bochornosas. No me gusta ser observada", agrega. ¿Le creemos que es tímida?


Sus seguidores confiesan que la han buscado en cuanto gimnasio haya en New York, ciudad donde Selter vive junto a su orgullosa madre, en Upper West Side. La joven de 20 años tomó clases de cosmetología, pero de momento se desempeña en empleos secundarios en el consultorio de un cirujano plástico y, como no podía ser de otra forma, también en un gimnasio.


Jen hizo su ingreso al Instagram en marzo de 2012, pero publicaba fotos una que otra vez; sin embargo, se dio cuenta que sus fotos eran republicadas por otras personas y pidió que cuando lo hicieran le pongan los créditos.


En poco tiempo los cientos de fans de @JenSelter se convirtieron en cientos de miles y, marcas como Nike y New Balance, quisieron patrocinarla, pero ella finalmente se inclinó por la compañía de agua NY20 y otra de suplementos de nutrición.


Como la envidia es algo típico de la raza humana, por ahí dijeron que su trasero es falso, pero ella explicó que como buena ‘judía narizona’, el único retoque se lo hizo ahí cuando era adolescente.


Ella sabe que alborota y acalora a los hombres, pero según narra, se siente más feliz pues ve “cómo motivo e inspiro a personas de todo el mundo. Con mucho trabajo y dedicación, cualquiera puede llegar a donde estoy”.





¡Tu opinión nos importa!

Populares