728 x 90

Estas son 5 de las posiciones más orgásmicas que debes poner en práctica esta noche

img

Foto: playgroundmag.net

Se podría decir que la alcoba es como un suerte de laboratorio donde junto a tu pareja puedes probar de todo, conocerse y aprender sobre los gustos del otro. La habitación es aquel lugar ideal para poner a prueba ciertas poses y buscar la que más se adecue a ti y a tu pareja y con la que ambos puedan disfrutar al máximo. 

Y ya que es fin de semana encierrate con tu chico o chica y pon a prueba algunas (si es posible todas) las poses orgásmicas que te mostramos a continuación. Con cada una de ellas, el placer está asegurado. 

La niñera

También conocida como "el vuelo de la libélula", esta pose es perfecta para ambos: en esa posición ella estará muy cómoda y él se retorcerá de placer. Adoptar esta postura no es nada complicado, la chica debe recostarse en la cama y apoyar su cabeza sobre una almohada, luego el chico debe colocarse frente a ella y poner las rodillas por debajo de sus hombros. Luego, él debe introducir su pene en la boca de su pareja e imitar suavemente el movimiento del coito.

Para poder practicar por más tiempo esta pose, ella deberá utilizar un poco de menta o cualquier lubricante con sabor a frutas para que sus labios no se resequen.

El gato

Conocida también como "el coito felino", esta postura hará que los dos disfruten del sexo, sobre todo ella, debido a que el chico podrá estimular con más facilidad su clítoris. Podría decirse que esta postura es la ideal para algunas parejas, ya que en un estudio un 56% de las mujeres consultadas aseguraron que con esta pose les es más fácil alcanzar un orgasmo.

Lograr esta pose es sencillo. Es similar a la pose del misionero, pero tiene sus variaciones. Por ejemplo, el pecho del chico estará más cerca de los hombros de ella, asimismo, su cuerpo estará más elevado. La clave de esta pose es que la chica debe doblar sus piernas con las caderas apuntando hacia arriba. Una recomendación para los chicos que practiquen esta pose es que deben penetrar a su pareja haciendo movimientos circulares con su pelvis.

La cuchara

Algunas la llama "la llave para dormir". Esta pose es ideal para tener sexo cuando hay un embarazo. Hacer esta pose no es nada complicado. El chico debe echarse por detrás junto a su pareja. Ella debe doblar sus rodillas y hace un poco de fuerza con la espalda para facilitar la penetración. Se aconseja a las parejas que lo practican sincronizar su respiración, de esta manera se puede incrementar la excitación.

La cascada

Esta postura sexual es también conocida como "el aturdimiento". Con solo ver la imagen ya te habrás dado cuenta de lo complicada que esta pose, pero -como bien dicen- todo esfuerzo es bien recompensado, pues resulta muy gratificante. Para hacer esta pose el chico debe estar recostado parcialmente en la cama o en el sofá. Su cabeza y hombros deben reposar en el suelo. Luego, la chica debe montarse sobre él. Es ella quien debe comenzar con todo el movimiento. Con esta pose el chico alcanzará un orgasmo muy intenso, debido a que la sangre se acumulará en la cabeza.

El trono del rey

Conocida por algunas parejas como "la silla del amor". Con esta pose el punto G de ella recibirá mayor estimulación. Para hacer esta pose el chico debe sentarse en el borde de la cama o en una silla, mientras que ella deberá sentarse en su encima dándole la espalda. De esta manera ella podrá realizar los movimientos necesarios y él guiarla por detrás.

Para aumentar el placer, el chico puede tocarle los pezones mientras la penetra. Para que todo salga bien ella debe estar bien relajada, así que antes del coito unos masajes, un baño de burbujas o unas palabras bonitas le pueden ayudar de mucho.

También te puede interesar...

Hay cosas que te obsesionan como revisar las redes sociales de tu pareja o que te deje en 'visto'.

Posted by Espacio360 on Thursday, 25 February 2016

Una buena noticia para aquellos que prefieren dejarse el vello facial.

Posted by Espacio360 on Wednesday, 24 February 2016

IR A COMENTARIOS

    Comentarios