728 x 90

El Lich, el ser antimago más poderoso entre los muertos vivientes

img

En eso, Kaschnel se dio cuenta que no podía resistir la amenaza del nicromante. El poder de este estaba fuera de su alcance y las mil y un tácticas que le había enseñado su maestro no servivirán. Tirado en el suelo, totalmente desgastado y volviéndose poco a poco gris, Kaschnel no podía pensar más que en la paz. La paz que tuvo el pueblo de Altas antes de la aparición del nicromante. Sin embargo, él sabía que algún día la profecía se cumpliría. De las tierras regresaría para acabar con cada uno de la ciudad que lo vio nacer, pero que ahora destruye debido al poder que tiene el aro en él. Kaschnel confundido y con desgano solo se le ocurrio optar por una de las soluciones mas tétricas y difícil: el fetiche. Sabía que su poder era nulo ante el del Lich. No tenía salvación y debía sacrificarse, por ellos, sus compratiotas. Antes que el Lich tire el golpe decisivo, Kaschnel lanzó el ultimo conjuro que pudo cegar por 15 segundos al Lich. Emprendió carrera hasta la madriguera ubicada entre los arbustos del bosque. Desesperado corrió, tiró todo a su alrededor y vio la botella morada oculta entre los telares. Era la última jugada. La empezó a beber lo más rápido que pudo porque el aura fría del Lich estaba llegando. Era la hora.

El cielo se nubló, las nubes comenzaron a revolverse y una luz morada brotaba de su ser. En eso, Kaschnel cayó a la tierra cual muerto, pero antes no dudo en soltar su espada. Su maestro le advirtió que solo tome de esa poción cuando esté en emergencia. Este era el momento. Kaschnel se convirtió en un muerto viviente y cuando todos pensaban que ya no había marcha atrás, una luz resplandeciente brotó de su ser. Ya no era morada, esta vez era negra y en el lugar donde estaban los ojos aparecieron dos bolas moradas resplandecientes. Kaschnel desapareció, ahora se había convertido en un Liche y podía combatir de cuerpo a cuerpo. 

Lo hemos visto en He-man (Skeletor), Warcraft III y Frozen Throne, Dota, Harry Potter incluso en cómics. El lieche o lich, esa poderosa entidad que aparece en varias obras de fantasía. El muerto viviente que adquirió la inmortalidad separando el alma de su cuerpo a través de la necromancia. Aquel que aterroriza con tan solo verlo. En esta ocasión le rendimos homenaje y enlazamos en cuales programas y películas apareció.

Antes que nada, el nacimiento del Lich.

Imponentes, grandes, ancestrales y llenos de poder, los Lich son más poderosos que los magos y brujas. Son capaces de escapar al paso del tiempo y la muerte debido a se divinidad. Sin embargo, poseen cuerpos mortales y tienen necesidad biológicas, lo cuales parecen como obstáculos al momento de querer alcanzar su poder. Se dice que incluso los magos más poderosos y las brujas son incapaces de escapar al paso del tiempo y de la muerte. Sus cuerpos mortales y sus necesidades biológicas son un obstáculo que les impide alcanzar el auge de su poder. ¿Cómo defenderse ante tremendo ser? Algunos de los amigos (los más sabios) se comenzaron a transformar en muertos vivientes. De esta forma iban a poder elevar sus poderes a niveles inalcanzables ya que los deseos biológicos desparecerían.

Para que pueda llegar a esa etapa, el mago debe preparar su propia muerte a través de una poción venenosa. Antes, debe crear un objeto fetiche donde depositará su alma durante el ritual. Una vez que separe su cuerpo y alma todo cambiará. Una vez muerto, el propio poder del ritual reanimará al mago para poder mantener su inteligencia y habilidades previas con un toque de resistencia ante la mortalidad El cuerpo del Lich puede recibir ataques mortales, pero continuará levantándose mientras su alma esté a salvo en el objeto de fetiche. Dado que es la fuente de su energía y poder, debe mantenerse en un sitio seguro, pues solamente la destrucción del objeto puede aniquilar al Lich.

Objetos de fetiche

El fetiche es un contenedor realmente maravilloso y especial debido a la función que ejerce, y puede ser cualquier objeto que el mago considere seguro para depositar su alma. Existen historias antiguas que sugieren la existencia de liches y sus objetos de valor. Por ejemplo, si lo trasladamos a la pantalla grande, Lord Voldemort era una especie de Lich con los horrocrux.

Un Lich generalmente es representado delgado, huesudo, con las órbitas oculares vacías e iluminadas con llamas de diversos colores. Acostumbran a usar vestimentas que evocan la grandeza de su pasado, cuando aún vivían, como cascos exuberantes, coronas, medallones de oro y piedras preciosas, entre otros artículos.

Así de tenebroso

También puedes ver

Viviendo a golpes.

Posted by Espacio360 on Miércoles, 1 de abril de 2015

IR A COMENTARIOS

    Comentarios