728 x 90

El fujimorismo ya comenzó a hacer de las suyas, para muestra un botón (mejor dos)

img

Foto: larepublica.pe

Lo que se temía. 

A inicios de año, en plena campaña electoral, políticos, expertos en temas políticos y ciudadanos alertaron -quizá en un tono un tanto exagerado- sobre lo que pasaría en un eventual gobierno fujimorista, con Keiko Fujimori a la cabeza. Esto llevó incluso a la realización de masivas marchas que, de alguna manera, contribuyeron a su derrota y al triunfo (por una diferencia mínima) de Pedro Pablo Kuczynski. Como premio consuelo, el fujimorismo obtuvo una importante mayoría que le da el control casi absoluto del Congreso y por lo tanto -según dijo en julio pasado a la BBC Heber Campos, politólogo de la Escuela de Gobierno de la Pontificia Universidad Católica del Perú-, "plena libertad para aprobar leyes que definen las funciones y competencias de los poderes del estado, gobiernos regionales y municipales, y la explotación de recursos naturales".

No ha pasado mucho desde que el nuevo Congreso inició sus funciones y el fujimorismo ya comenzó a hacer de las suyas. Para muestra, dos botones.

1. Proyecto de ley contra los tránsfugas 

Ayer, durante una sesión en la Comisión de Constitución del Congreso, presidida por el fujimorista Miguel Torres, se aprobó por mayoría un proyecto de ley impulsado por la de Fuerza Popular que busca castigar drásticamente a los congresistas que renuncien a las bancadas con las que postularon y obtuvieron una curul en el Parlamento. 

El proyecto aprobado (que también alcanza a los legisladores que sean separados o expulsados de sus bancadas) propone como castigo impedir a los congresistas integrar de otra bancada y formar una nueva. También estarán prohibidos de presidir comisiones o integrar el Consejo Directivo del Congreso.

Lee también: ¿Por qué Fuerza Popular está muy interesado en acelerar el debate de la ley de transfuguismo? 

La iniciativa, que según los fujimoristas busca fortalecer la institucionalidad partidaria, no ha sido del agrado de todos, pues propone sanciones similares tanto a congresistas que abandonan sus bancadas por razones ilícitas (tránsfugas) como a quienes lo hacen por razones ideológicas o por una crisis dentro del partido (disidentes). 

Pero lo que realmente estaría buscando el fujimorismo sería asegurar su valiosa mayoría en el Congreso mediante una ley. Hace unos días la bancada de Fuerza Popular perdió a Yeni Vilcatoma, y no puede darse el lujo de que otros sigan sus pasos. Según Miguel Torres, ella podría adherirse a otro grupo parlamentario antes de que el Pleno del Congreso apruebe dicho proyecto de ley y sea sancionada. 

2. Su negativa de apoyar el fortalecimiento de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) 

Por si no fuera poco, el fujimorismo también hizo de las suyas en otra comisión.

Anoche, durante una sesión en la Comisión de Justicia, el fujimorismo votó en contra de una propuesta legal que buscaba fortalecer la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF). 

¿Y por qué era importante su aprobación? Dicha propuesta forma parte del pedido de facultades legislativas del Ejecutivo y proponía que la UIF tenga facultades para levantar el secreto bancario y la reserva tributaria, solo con un mandato judicial, es decir, la autorización de un juez superior. Esto con el objetivo de detectar irregularidades en patrimonios y financiamientos para hacerle frente al narcotráfico, corrupción y el lavado de activos.

Es importante también porque el que la UIF tenga esas facultades es uno de los requisitos para que nuestro país pueda integrar la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE). 

Esta negativa de la bancada fujimorista contradice la promesa hecha por Keiko Fujimori durante la campaña pasada. 

Como se recuerda, durante el un foro organizado por Proética, la entonces candidata presidencia prometió que su partido apoyaría darle a la UIF facultades de investigación. 

Además dijo: "De mi parte y de parte del grupo político Fuerza Popular aprobaremos y estaremos a favor de levantar el secreto bancario".

Mira desde el minuto 37. 


¿Ahora que dirá Keiko o los integrantes de la bancada fujimorista al respecto? Quizá no mucho. 

Cabe resaltar que habrían muchos motivos por los que el fujimorismo se habría negado a dar estas facultades, y es que -según reveló La República- hay cuatro congresistas fujimoristas que están siendo investigados por lavado de activos. 

Ellos son Modesto Figueroa Minaya, Marita Herrera Arévalo, Wuilian Monterola y Karina Beteta, quien ayer votó en contra de la propuesta. 

También te puede interesar...

IR A COMENTARIOS

    Comentarios