728 x 90

¿Qué desalienta la formalidad?

img


Por: Carla Harada

Según INEI, la informalidad afecta al 75% de la PEA. Es decir, de cada cuatro trabajadores de la Población Económicamente Activa tres son informales.

Pero ¿Qué desalienta la formalidad? Las barreras burocráticas, la actitud de los servidores públicos poco orientadores y facilitadores de los emprendedurismos así como la cultura informal de gran parte de la población. Los especialistas en derecho laboral sostienen que en los temas tributario y laboral se ha avanzado bastante. En lo tributario existen regímenes especiales de renta, como el RUS y otros en los que la carga impositiva es baja para las pequeñas empresas. 

En lo laboral, los regímenes especiales PYME y agrario tienen costos laborales que oscilan entre el 10% y 20% de su presupuesto, lo que es sin duda muy bajo. Pero aún así muchas empresas no se formalizan. Toma semanas constituir una empresa, los trámites son poco entendibles por el común de los empresarios y la productividad de las PYMEs no genera la rentabilidad suficiente para absorber esos costos de la formalidad. Además de la cultura informal que, aún cuando haya rentabilidad suficiente en la empresa, resiste el pase a la formalidad.

¿Qué aspectos debilitan o fomentan el camino hacia la formalización? 

Este régimen especial para la mype tuvo una reforma en el 2013, pero existe en términos similares desde 2003. Sin embargo, vemos que el nivel de informalidad laboral en este sector de la economía sigue en 70 por ciento. Los remedios no han calmado la fiebre. 

Para la Abogada Especialista en Temas Laborales del Estudio Echecopar, Mónica Pizarro es claro: “Frente a esta evidencia debemos admitir que la flexibilidad por si sola no genera formalidad. Es importante tener un marco legal en el que sea posible cumplir, pero eso solo, es insuficiente” . 

Cabe entonces preguntarse ¿Qué se necesita para que este marco flexible surta el efecto deseado?:  “En mi opinión, -comenta Pizarro-, lo que se necesita es fiscalización. Es claro que ante la ausencia de consecuencias, los informales no tienen incentivos para formalizar. El nivel de formalidad tributaria es más alto que el de formalidad laboral. ¿Por qué? En parte porque hay más fiscalización.” señala la especialista.

Por su parte, Ricardo Herrera, abogado laboralista sostiene que las PYMES “tienen obligaciones laborales onerosas al igual que las medianas y grandes empresas como tener por lo menos un supervisor en seguridad y salud en el trabajo, si no un comité. Deben capacitar al personal cuatro veces al año en dicha materia, entre otras obligaciones que obviamente no pueden costear”. 

Otro tema, a tomar en cuenta, es que que la fiscalización laboral de la microempresa no ha sido transferida a Sunafil. Fiscalizar sigue siendo competencia del sector trabajo. La interrogante que surge es válida ¿Este sector está cumpliendo con ese trabajo? ¿Cuántos inspectores tiene dedicados a este tema? 

Pero la pregunta de fondo está en su incidencia ¿Cuál es el verdadero impacto de la informalidad? Para Herrera en lo laboral es terrible, pues “precariza al trabajador. No posee estabilidad laboral ni seguridad social -en salud ni pensiones-, no se le brinda capacitación ni línea de carrera. No tiene un trabajo decente, como llama la OIT al trabajo en planilla. El 75% de la mano de obra es informal, por lo que la protección laboral es para minorías que comparativamente son privilegiadas”. 


Para fomentar la formalidad en las empresas, el laboralista propone que se certifiquen con un "ISO de formalidad laboral", que demuestre que tienen a sus trabajadores en planilla y que cumplen con sus derechos, para poder seguir contratando con el Estado. “La Ley PYME contempla un Sistema de Pensiones Sociales para los trabajadores de ellas que hasta ahora no se implementa. Supone licitaciones nacionales de AFP, compañías de seguros y bancos para que ofrezcan productos pensionarios con bajo costo y subsidio estatal. Esto sería una revolución en pensiones, la verdadera inclusión social” sostiene Herrera.

La informalidad laboral en el mercado formal

Esa informalidad  se va a reducir brindándole a la mediana y gran empresa formales un régimen laboral más flexible -con menos vacaciones, menos CTS, menos gratificaciones-. La laboralista Mónica Pizarro, del estudio Echecopar, resalta que “la mayor rigidez laboral que existe en el Perú es la imposibilidad de despedir a un trabajador sin causa justa, aún cuando se pague indemnización. Esta rigidez no proviene de una ley, sino que se instauró por una sentencia del TC en 2002”. 

La laboralista, que ha seguido este tema desde cerca sostiene: “En mi experiencia, son muchos los casos de informalidad -en el sector formal- en que se producen contrataciones informales, no sólo por el costo de los beneficios laborales, sino por razones variadas; el temor a la estabilidad laboral, como una manera de prolongar el periodo de prueba, por evitar el pago de las aportaciones previsionales que se perciben como poco rentables o por evitar el pago de la contribución a Essalud”. 

Línea de tiempo:

Pizarro propone algunas reformas laborales que podrían mejorar el funcionamiento de nuestro sistema de de trabajo. “Flexibilizar el despido a cambio de indemnizaciones sería un ejemplo, instruir a SUNAT para que acepte como gastos deducibles los incentivos y paquetes de beneficios que se pagan al cese de un trabajador, en todos los casos son algunos ejemplos. Flexibilizar la regulación sobre vacaciones y la reforma en Essalud, que garantice a los empleadores el reembolso de los subsidios por incapacidad o maternidad podría ser otro ejemplo”.

Según la Organización Internacional de Trabajo es crucial la implementación de una política de Estado que incentive la competitividad en el Perú a largo plazo como una forma de poder atacar la informalidad del país. El reto es tremendo, pero hay que enfrentarlo, de tal manera que las economías perversas -narcotráfico, minería ilegal, etc- no terminen por convertir a la economía peruana en rehén de la informalidad.

IR A COMENTARIOS
  • peru,
  • oit,
  • informalidad,
  • organización internacional del trabajo,
  • ambulantes

Comentarios