728 x 90

17 posiciones sexuales que deberías hacer una vez en tu vida (al menos)

img

Existen poses y POSES. Están las que intentas hacer porque no sabes cómo carajo es y al final la terminas cagando. Están las que son buenas para iniciar, seguir, continuar y nunca más parar. Y están esas poses que debes hacer, por lo menos, una vez en tu vida. La idea es que deshagas de la aburrida rutina sexual en la que muchas veces está llena de posiciones aburridas y bien (pero bien) conocidas. Muy fácil y sin resultado. Pero también están la posiciones sexuales que hacen del sexo una experiencia sin igual. Anda anotando para hoy. 

The seashell

Primero, ella debe colocarse boca arriba y con las piernas lo más levantadas posibles. Ahora, él debe entrar como si fuera la misionero. La única diferencia es que con esta posición el clítoris sera estimulando de a pocos. Dura.

Flor de loto

Romántica y pasional. Él se sienta con las piernas cruzadas, ella colocará su regazo encima de él y sus piernas envolverán el cuerpo del hombre. Mientras esto pasa, ambos se abrazan. La idea de esta pose es que no debes empujar, sino mecer.

Arco de oro

Apunta que es media complicada pero placentera. El hombre debe sentarse con las piernas rectas y ella deberá colocarse encima de él con las rodillas dobladas sobre su pecho, ambos colocándose boca arriba. Él puede utilizar sus manos para estimular el clítoris. Si la mujer quiere sentir estimulación en su punto G, basta con inclinarse hacia atrás.

The chairman

Primero, él se sienta al borde de la cama; ella sobre él. De costado para que con este movimiento puedas lograr la estimulación del punto G.

Cowboy

Es como el cowgirl invertido. Primero, ella deberá acostarse boca arriba mientras él inserta su pene por una apertura apretada (y creada) por las piernas semicerradas. La tensión va aumentar según la intensidad de la penetración.

La montaña mágica

Magic mountain. Los dos deben estar sentados con las piernas doblas, apoyándose en las manos y los antebrazos. Poco a poco se acercarán hasta que él llegue a penetrar. Ambos van a mirarse directamente lo que logrará una gran conexión en todo sentido.

Reverse cowigrl

Para este punto esperamos que al menos hayas hecho esta porque es la más básica y elemental. Si no sabes cómo, te la jugamos. Él deberá estar de espaldas sobre la cama y ella se colocará sobre él dándole la espalda. Esta es una pose donde la mujer tiene todo el control así que agárrate.

El cabús

Una especie de cucharita pero parada. Con esta posición podrás hacer lo que sea (pero en tu mente). Si la mujer aprieta será sumamente placentero para el hombre, te volará los sesos.

La carretilla

La imagen lo dice todo. Amigo, amiga, esta pose es obligada para toda noche, no puedes dejar de fantasear. Ella deberá sostener su cuerpo con sus manos; él deberá levantarla desde la pelvis mientras ella se sostiene con las piernas de su cintura.

Sacacorchos

La verdad no sabía que así se llamaba hasta que lo leí. Tiene miles de nombres y es confundida varias veces. ¿Cómo hacerlo? Ella debe poner su cadera cerca de la orilla de la cama y colocar el antebrazo a un lado mientras presiona los muslos juntos. El hombre deberá entrar desde atrás, lo que le permitirá abrazar a su mujer.

Bailarina de Ballet

Eso es. Para lugares estrechos y cuando uno se quiere meter un quickly. Sobre un pie y cara a cara, siempre. Primero, la mujer debe enredar la otra pierna al rededor de la cintura mientras que él con sus brazos ayuda a mantener el equilibrio. SI eres flexible, intenta levantar la pierna hasta su hombro y verás lo bien que la pasarás.

Leap frog

Nadie se mira, los dos se concentran y eso es todo. Salvaje. Esta puede ser confundida con el perrito pero con la diferencia de que ella podrá descansar sobre sus rodillas y brazos.

Cowgirl helper

No, no es la vaquera, pero es muy parecida. Ella sobre él, de todas, pero para esta vez ella se apoyará en los tobillos. Esta pose es donde la mujer hace casi todo el trabajo pero el la ayudará soportando su peso. Con esta posición y la ayuda de él, la mujer podrá tener las piernas menos rígidas. Por lo que llegar al clímax será más sencillo para ella y retrasará la de él. Si se alterna la penetración profunda y la superficial, la vagina recibirá estímulo en diferentes partes.

Los amantes: cara a cara

Una pose como para ir calentando el asunto, para ir empezando la noche. Con esta posición ella puede controlar el ángulo y la profundidad de la penetración. Además, él puede proporcionarle soporte al movimiento y balance. Deja que los dedos de ambos hablen, nada más

G whiz

Vamos rápido, efectivo y rudo. Ella se pone boca arriba y deja las piernas en tus hombros; en esta posición, el punto G es mucho más fácil de tocar. Si el hombre mueve el pene de arriba hacia abajo o de lado a lado estará tocando directamente al punto G.

La plancha

La mujer se recuesta boca abajo, por ahi puedes jugar con su espalda y los huequitos que, si tienes suerte, están en ella. Con las piernas rectas, caderas un poco levantadas y muchas ganas, esta posición permitirá que ambos se sienta cómodos. Recuerda respirar bien.

El maquinista

Lentamente, lento, lento, lento y luego vas subiendo la intensidad hasta llegar y no volver jamás. La mujer, primero, debe permanecer recostada sobre su lado derecho y levantar la pierna izquierda para cruzarla al costado derecho del hombre. Lo siguiente ya sabes.

IR A COMENTARIOS

Comentarios