728 x 90

!! Felices Fiestas Patrias !!

img

Para todos, (aunque no todos merezcan ser felicitados). Bueno, en breve, de lo que se trata es de ser felices, a como de lugar, sea cual sea la circunstancia (aunque también hay que admitir que hay circunstancias imposibles de superar). Es cierto que el Perú en estos momentos se encuentra en un momento delicado, con una fila de expresidentes cuestionados y perseguidos por cohecho o por otros cargos aún mayores; con problemas limítrofes; con un territorio arrasado por la reciente oleada de huaycos esperando por su reconstrucción; con un gobierno dividido y ambos bandos intentando peligrosamente desatar el nudo gordiano; con una insufrible inseguridad ciudadana; con infinitos problemas de corrupción, delincuencia y narcotráfico; con la consabida y perenne amenaza de brotesterroristas, etc. etc. Pero desde mi tierna juventud, hace ya medio siglo, no recuerdo que el panorama haya sido diferente, recuerdo épocas aún más confusas y agitadas. En todo caso, lo que pretendo transmitir es que ésta precisamente no es una circunstancia imposible de superar.

El Perú siempre contó con una fuente inagotable de recursos naturales, apenas se debilita uno que ya aparece milagrosamente otro. Además, con un inacabable manadero de imaginación popular y espíritu de superación, que es lo que nos saca siempre de apuros. También cuenta hoy con la esperanza de una renovada dinámica comercial gracias a los nuevos pactos establecidos con la Alianza del Pacífico, su aproximación al Mercosur y otros tratados internacionales en proyecto que nos abrirán insospechadas puertas. Por ahora seguimos en pie, digamos que en comparación a una gran mayoría de países estamos aún bastante bien parados. Hay que tomar consciencia de todos estos factores positivos, (y muchísimos otros más que no he nombrado, pero que cada uno de los lectores debería de añadir), para juntar el ánimo necesario y seguir empeñados en caminar hacia adelante, “!rendirse jamás!”. Lo que importa únicamente es “el aquí y el ahora”, estamos vivos, somos los felices propietarios de un país prodigioso, una de las culturas más antiguas del mundo con una historia que contar. ¿No es éste acaso suficiente motivo para regocijarnos en estas Fiestas Patrias? Continuemos construyendo nuestra historia de manera inteligente y civilizada, en estas Fiestas meditemos acerca del verdadero sentido que tiene celebrar el 28 de Julio. Contribuyamos extirpando todo índice de violencia, abuso o perversión en torno a nosotros, empecemos por casa, por nuestro barrio. Construyamos un país que se destaque, que dicte ejemplo de civilización dentro de la convulsionada comunidad de naciones latinoamericanas. A Uruguay en su momento la llamaron “la Suiza de América”, y hay varios casos, no sólo Costa Rica lo logró.

Poco más de medio siglo había pasado desde que la voz altisonante del General San Martín declarase la independencia del Perú en un balcón de Huaura cuando en el viejo continente surge otro General legendario llamado Giuseppe Garibaldi, “padre del nacionalismo italiano”. Los franceses se habían instalado con Napoleón III en coalición con otras fuerzas europeas. Los partisanos acuden como voluntarios desde todos los puntos del país contribuyendo a fortalecer la resistencia, ni siquiera tienen uniforme, tal sólo una camisa roja que representa a la República de Italia unificada. El pueblo de Roma espera la entrada de las tropas de Garibaldi al pie de Porta Pia, cuando éstas arriban se escucha la voz espontanea de la muchedumbre apiñada que se eleva entonando el “coro de los esclavos” de la ópera Nabucco, del compositor Giuseppe Verdi.

Dicho coro es el de los bíblicos esclavos hebreos del reino de Nabucodonosor recitando su nostalgia de la patria ausente. Puedo imaginar al pueblo romano cantando al unísono emocionado ante la posible reunificación de Italia, al recibir en Porta Pia a las tropas republicanas de Garibaldi. Y es precisamente porque vivo desde hace muchos años fuera del Perú que la letra de esta parte de la ópera de Nabucco toca mis fibras emotivas de manera especial. Termina asi :  “!Oh, te inspire el Señor una melodía que infunda al partir virtud!”.

Pero el comienzo es aún más conmovedor para todos aquellos que vivimos lejos: “Vuela pensamiento, con alas doradas vuela y pósate en las praderas y en las cimas donde exhala su suave fragancia el dulce aire de la tierra natal”………..“!Oh mia patria si bella e perduta! ¡Oh membranza si cara e fatal!” 

IR A COMENTARIOS

    Comentarios