728 x 90

Dentro de 15 años, 69 millones de niños morirían antes de cumplir 5 años

img

Foto: captura de pantalla

Anano, ese es el nombre de la niña de 6 años que es protagonista de un experimento social realizado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés). El experimento fue grabado y publicado en internet, donde ha causado un gran impacto. El video muestra la penosa realidad de nuestra sociedad, los prejuicios con los que todavía vivimos y lo más terrible, lo discriminadores que podemos llegar a ser. 

No hace falta explicar este crudo video, pues el mensaje es simple...

"Hacemos un experimento para enfrentarnos a nuestros propios prejuicios y para recordar que todos los niños y las niñas merecen una oportunidad", señala Unicef, organismo que esta semana presentó 'Estado Mundial de la Infancia 2016', un informe que muestra cifras desoladoras sobre la niñez en el mundo.

Unicef estima que de aquí a 2030, es decir, dentro de los próximos 15 años, 69 millones de menores morirán antes de cumplir los 5 años, por causas que se pueden evitar, y 167 millones vivirán en medio de la pobreza. También se estima que 750 millones niñas se habrán casado

Todo ello ocurrirá para 2030, año que se ha fijado como plazo para que en mundo se puedan alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, que buscan, entre otras cosas, un mundo menos desigual. 

Unicef reconoce que en los últimos años en el mundo han logrado progresos considerables en lo que se refiere a salvar la vida de millones de niños (la tasa de mortalidad se niños menores de 5 años se redujo en más de la mitad desde 1990), reducir la pobreza (el número de pobres se redujo en más de la mitad desde 1990) y lograr que muchos reciban una educación (los niños y niñas de 129 reciben por igual una educación primaria), sin embargo, este proceso no se ha dado de una manera justa ni uniforme.

La otra cara de la moneda y la mucha veces los gobiernos no muestran, son las cifras en rojo. De acuerdo a Unicef, los niños que se encuentran en una situación mayor de pobreza tienen el doble de probabilidad de morir antes de cumplir los 5 años que los niños ricos. 

Pero hay situaciones peores. Por ejemplo, si se compara a un niño de Sierra Leona (África) y con uno de Reino Unido, el primero tiene 30 veces más posibilidades de morir que el segundo niño. 

Políticas gubernamentales

Que estas cifras asciendan o se reduzca dependerá mucho de las acciones políticas que tomen los diferentes gobiernos en los años por venir. Unicef ha alertado que si no hay mejoras la tasa de mundial de mortalidad materna se elevará a 161 por cada 100,000 nacidos vivos. También se estima que -según señala El País- "además de los 69 millones de muertes —casi la mitad en África subsahariana y una tercera parte en Asia meridional—, ocurrirá que más de la mitad de los fallecimientos de menores de cinco años se producirán en cinco países (India, Nigeria, Pakistán, República Democrática del Congo y Angola)".

La educación es otro punto importante que los gobernantes deberán atender con más énfasis. Unicef señala que en muchos países, menos de la mitad de niños acceden a la educación primaria. 

Se estima, además, que cerca de 124 millones de niños no tienen acceso a una educación o si la tienen, no pueden concluirla. De esta cifra, unos 65 millones de adolescentes no concluyen sus estudios secundarios, mientras que otros 59 millones reciben ni siquiera una educación primaria. 

De estos 59 millones, más de la mitad residen en África subsahariana, una región que tiene los datos más desalentadores. 

También existen los niños cuya educación se vio interrumpida por algún motivo, como en el caso de los niños de Siria, quienes han dejado de estudiar debido al conflicto armado. 

Alrededor de 75 millones de niños entre los tres y 18 años de 35 países han dejado de estudiar por emergencias humanitarias y crisis prolongadas. De esa cifra unos 17 millones son refugiados o desplazados internos de países como Irak, República Democrática del Congo, Somalia, Yemen, o Siria, entre otros.

Si la situación sigue como hasta ahora o empeora para 2030, sumarán 60 millones los niños no escolarizados.  

"Como promedio, cada año adicional de educación que el niño recibe aumenta sus ingresos en aproximadamente un 10% cuando se convierte en adulto. Y por cada año adicional de escolaridad, las tasas de pobreza del país descienden en un 9%", señala Unicef al respecto. 

Esta gráfica muestra bien esta situación en el mundo

También te puede interesar...

IR A COMENTARIOS

Comentarios