728 x 90

La Semana Santa Ortodoxa (Parte II)

img

Foto: auroraortodoxia.blogspot.com

La Resurrección de Cristo

Llegada la medianoche del Sábado de Gloria el cielo de Grecia y gran parte del Este de Europa se iluminó con fuegos artificiales. Mientras los fieles se regocijaban por la Resurrección del Salvador - felicitándose entre ellos con tanta efusión como lo hacemos nosotros en la Navidad - los pastores, en las iglesias ortodoxas del mundo entero, proseguían recitando a coro sus letanías.

Todo el día había yo observado a parientes y amigos de los vecinos subiendo y bajando por el ascensor y por las escaleras. En todas las iglesias desde temprano habían estado celebrando misas, hasta que al término de la Gran Procesión, poco antes de la medianoche y ya de vuelta en sus hogares, los fieles rompieron finalmente la abstinencia festejando con indescriptible alboroto. En las terrazas de los edificios del frente grandes parrilladas, música y risas, el famoso festín de los huevos que los niños pintaron de rojo el Jueves Santo, el buen vino griego y el Cordero Pascual asado. Les garantizo que en toda Grecia no hay dios que pueda dormir esta noche del Sábado de Gloria.

Cerca de mi apartamento hay una bonita iglesia de cúpulas orientales, hoy Domingo de Pascua me despertó el repiquetear de las campanas.El año pasado los fieles congregados concentraron sus oraciones en torno a los dos obispos que fueron secuestrados cuando su coche circulaba por una carretera de Alepo, habiendo sido asesinado el canónigo que los acompañaba. Se calcula que en Siria aún sobreviven unos 660.000 católicos ortodoxos.  En el Vaticano - en el Regina Coeli al final de la Santa Misa del Jubileo - hace pocos días (el 24 de Abril), el Papa Francisco volvió a implorar misericordia para estos Obispos y sacerdotes romanos y ortodoxos, y para todos aquellos que aún permanecen en cautividad en las crueles manos de los yihadistas.

El calendario de la Grecia antigua era lunisolar, copiado de los Babilonios, el llamado Ciclo de Metón (siglo V A.C.) o “Cielo Aureo”, todavía guarda su absoluta influencia en relación al cómputo de las actuales festividades religiosas griegas, desde la más remota antigüedad dependientes de los ciclos terrestres ya que las hace coincidentes con las fases de la Luna Nueva. La Pascua ortodoxa no tienefechafija, algunas veces coincide con la Pascua católica, pero el Domingo de Ramos siempre se celebra el primer domingo después de la luna llena delEquinoccio de Primavera.

Hemos visto en algunas columnas anteriores cómo Perséfone, reina del inframundo - gracias a los lastimosos clamores ante los Olímpicos por parte de su madre Demeter (la Tierra) - consigue liberarse cada seis meses del dominio de su esposo el invernal Hades, y asciende hacia la superficie terrestre. Es en plena primavera, cuando el archipiélago de la Hélade se haya cubierto de almendros y naranjos en flor, que acaece la resurrección del Rey Salvador.  Este año y en esta región de mundo, la Luna Menguante dará paso a la Luna Nueva precisamente el 1ero de Mayo, y aunque no la podamos ver, es cuando la luna empieza a crecer de nuevo. Participamos entonces de  la mística resurrección lunar coincidiendo  con la de Jesucristo.

He revisado las noticias que me envía el Observatorio de Atenas y hemos tenido “lluvia de Púppidas y Líridas” (es decir de meteoritos) justo al inicio de la Semana Santa, esto lo interpretaban en la antigüedad como “lluvia de estrellas” porque es lo que vemos desde este planeta y anuncia buen augurio para todo el Año Aureo.  El cielo matutino de Primavera estará dominado por Ishtar, o Afrodita (o Venus como la llamamos los modernos) ; en el cielo vespertino tenemos a Júpiter (o un “Rey Salvador” al que llamaron Zeus) que durante toda la estación será visible al atardecer.

IR A COMENTARIOS

Comentarios