728 x 90

Los 10 mandamientos del Trumpower II

img

Foto: Hollywood Reporter

VI “No cometer actos impuros”: éste alude al “pecado de la carne”, dirigido particularmente a los consumidores, refiriéndose a la abstención de consumir carnes importadas, argentina o brasileña. Hay que aclarar que la Mac Donald utiliza pura carne americana, es decir carne pura. Traducido del arameo, en buen castellano el mandamiento dice literalmente: “No fornicarás”, lo que in english translation suena bastante feo: “Don’t fuck!”, y traducido al español tampoco es elegante: “¡No jodan!”. O más bien, un auténtico conductor de este reality show que nos va a tocar vivir entre carcajadas diría “¡No me jodan!”.

VII “No robar”: sinónimo de “timar”, o “dar gato por liebre”, (a los consumidores de los países que exportan productos bío hacia los EU y en trueque importan granos transgénicos, sólo por poner un ejemplo). Es sinónimo de “escamotear”, término que significa “quitar de en medio de un modo arbitrario”, o también “hacer desaparecer”, como suelen hacer los magos con los conejos. Como es el caso de la lengua española, cuyo uso probablemente en un futuro próximo se verá notablemente restringido hasta hallarse por completo marginada, fuera de circulación. Tal cual le ha sucedido a la web en castellano de la White House, (ya no se puede decir “Casa Blanca” por el riesgo de confusión con el puerto marroquí). Bueno, la cuestión es que después de varias décadas de existencia - puesto que el español fue declarado como la 2da lengua autorizada por el estado - la que fue nuestra página oficial en español ha sido delete. Y no me extrañaría que pronto el uso de nuestro idioma quede prohibido en territorio americano. ¡Aunque no! Porque eso sería arrebatarle a una comunidad un derecho (tal vez el más humano) lo que significaría “hurtar”, y eso es pecado.

VIII  “No levantar falsos testimonios ni mentir”. En cuanto a este precepto, debemos reconocer que el nuevo mandatario de los Estados Unidos nos ha demostrado su respeto y cumplimiento a rajatabla. Nada de titubeos ni mensajes ambiguos que podrían conducirnos a confusión, nada de mentiras ni falsas promesas, ningún disimulo o engaño, su discurso es sincero, claro como el agua, vibrando altisonante en el cielo de Washington: ¡Cierren las puertas! América para los americanos de 1era categoría, (lo más rico, macho y caucasiano posible). Ya veremos qué pasa con la 2da categoría ciudadana (las hembritas, los pobres, los emigrantes hispanos, afros, musulmanes y demás). Cero interés por el grave problema del cambio climático. Nosotros tenemos nuestra burbuja que nos protege, como la de Michael Jackson (que tuvo el buen gusto de volverse blanco). ¡Muro de contención contra el peligro chicano! ¡Y además lo van a pagar! No nos conviene levantar la muralla en la frontera norte porque los canadienses son muy altos y saldría muy cara. Los chinos no pisarán sus islas artificiales, ni les compraremos un ajo, a ninguno de los del TTP, ¡corneta, toca la retirada!

Se siente el piso oscilar, como si lo estuviesen serruchando, se ondula como si fuese una nave a punto de naufragar, (¿chau a las esperanzas peruchas de progreso?) Esta última parte nada tiene que ver con el Decálogo de Moisés - pido licencia a mis lectores – en cambio está relacionada a la estatua de la Libertad. Avizorada desde el buque anunciaba a los malhadados emigrantes que por fin habían llegado a la Tierra Prometida, y fue en parte gracias a ellos que América se consolidó y engrandeció. Sería una irreparable pérdida olvidar el profundo significado de este monumento modelado por Bartholdi y Eiffel, invalorable regalo del pueblo francés al pueblo americano en 1886 con motivo del centenario de la revolución americana, símbolo de libertad y democracia. 

IX “No desearás a la mujer de tu prójimo”: eso de andar franeleando a los cueritos que se dejaban fascinar por el exitoso conductor del tv-reality show, casadas o no, ¡esoya fue ya! El hombre se ha reformado, ahora es un personaje que inspira seriedad y respeto.

X “No codiciar los bienes ajenos”: aquí no hay peligro de que esta ley sea transgredida, dado que los EU ya tienen en su haber todos los bienes ajenos. Tal vez a excepción de algún que otro oleoducto o gaseoducto, o algún que otro yacimiento de uranio, o a lo mejor…en fin, ¡para qué especular!    

IR A COMENTARIOS

Comentarios