728 x 90

Marcha de protesta contra Pokémon

img

Foto: japontotal.com

He aquí mi amargo reclamo desde Atenas, cuna de la civilización occidental, ante una nueva generación internacional desorientada, deshuesada, apática, y sorda.

Al entrar a formar parte del equipo de colaboradores de Espacio 360 me pidieron que escribiese para los jóvenes, y es esto lo que he venido haciendo desde entonces, aunque no tengo ni idea si es que ellos me leen. Una mayoría de los que pertenecemos a la generación anterior ya lo hemos comprendido, pero ¿en qué proporción la juventud peruana se ha dado cuenta de que si no se interesa por adquirir una cultura general básica, no va a ninguna parte? ¿Cuál es el porcentaje de jóvenes que en nuestro país prefieren actualmente asistir a un acto cultural (o simplemente leer un artículo sobre cultura) en lugar de jugar con Pokémon, enterarse de estupideces y leer los chismes de los deportistas o bandas de música sobre Facebook?

Toda gran civilización ha empezado por desarrollar el ímpetu comercial necesario para fortalecerse, emprendiendo con sus vecinos y con los pueblos más lejanos el imprescindible intercambio comercial. Pero enseguida, apenas se avizora cierta bonanza, florece la cultura en todo su esplendor. Y cada gran civilización nos ha dado muestras del inmenso bagaje que ha sido capaz de aportar. Yo creo que en los últimos tiempos, en Lima así como en múltiples regiones del Perú, hemos visto cómo la situación socio-económica ha ido mejorando notablemente, gracias a un gran esfuerzo por parte de la ciudadanía sobre todo, y en parte también a la modernización del sistema administrativo gubernamental. Sin embargo, aunque se ha empezado a avizorar cierta prosperidad, en cuanto a un creciente interés por parte de la ciudadanía respecto a la cultura yo sospecho que lamentablemente aún estamos bajo cero. Ya hemos extendido nuestros lazos comerciales a través del mundo entero,  es como una locomotora que se ha logrado poner en marcha, ¡claro, ya sabemos que hay que seguir echándole carbón! Pero como repito, sin cultura la locomotora no se dirige a ninguna parte. Sugiero pues que éste sea el tema de reflexión para la presente semana. A estas alturas ya debería de haberse manifestado algún tipo de movimiento interesante por parte de la juventud, ya es tiempo de que una renovada corriente cultural con verdadero peso haga su aparición.  

Alguien ha hecho el comentario en internet de que mis artículos son demasiado didácticos, y le doy toda la razón. Sólo intento transmitir una síntesis de lo que apenas alcanzo a percibir, encuentro que eso es más importante que entretener. La gente en general no siempre tiene acceso a la indagación histórica, o ecológica, o psicológica, que son en su mayoría los temas que me interesan. Quiero decir, la información está en internet a un nivel bastante profundo, pero con frecuencia falta interés, a casi nadie un domingo por la mañana se le va a ocurrir buscar la historia de Chopin o de la Acrópolis. Lo que pretendo es que el lector interesado en obtener las últimas noticias sobre política, deporte o salud - en vista de que este portal informático es heterogéneo -  pues aprovecho la distracción, y gracias a las fotos que elige Espacio 360, casi sin que él lo advierta, lo atraigo hacia mi terreno mientras degusta su cafecito. Pido disculpas a mis lectores si a veces les he parecido pedante, yo no soy profesora de nada, lamentablemente no tengo ninguna profesión, soy totalmente autodidacta, es con sincera modestia que procuro interesarlo en materias culturales o psicológicas, la información que doy es siempre sucinta, le toca a él profundizar en la búsqueda. 

Porque lamento decir que el Perú hasta hoy puede haber avanzado económicamente (aunque depende desde qué ángulo se mire), no obstante el sistema educativo no ha avanzado ni un milímetro. Sin lugar a duda ha surgido una clase media pujante, pero ¡AY! bastante inculta. Y de esto sólo tienen la culpa los gobiernos de turno y muy particularmente el inútil Ministerio de Educación, desde el día en que fue creado. También la radio-televisión nacional y medios de información en general son responsables de la flagrante desinformación que sufre nuestro país, pues éstos son los llamados a brindar el conocimiento elemental en cuanto a cultura. Un pueblo sin cultura simplemente no tiene futuro, por eso mismo encuentro que es muy importante ofrecer este ángulo de visión antagónico a la mayor parte de programas de televisión peruana, donde los shows son en verdad deplorables, al igual que en el resto del mundo. Qué pecado mortal disponer de un medio de comunicación tan pujante que, pudiendo aportar conocimiento insista en maleducar al pueblo, como es el caso de la Televisión peruana e internacional. Bueno, pues lo que yo persigo es exactamente lo opuesto. Evidentemente cuánto más ignorantes seamos más fácilmente nos van a manipular y nos van a explotar, ¡eso está cantado chicos!

IR A COMENTARIOS

Comentarios