728 x 90

10 razones por las que nos gusta el miedo en Halloween

img

El miedo, aquel sentimiento que nos lleva de un lado a otro, que nos hace gritar como nunca y eriza nuestra piel. ¿Esto no es algo cercano al placer? O, mejor dicho, ¿no sentimos placer cuando nos asustamos? Año tras año los niños comienzan a gastar tiempo y dinero (de sus padres) en disfraces de Halloween jugando de esa manera con la muerte, con las historias de terror; así, los más adultos entran en el juego viendo una que otra película de verdadero terror en el cine gastando dinero y tiempo. ¿Por qué nos gusta tanto el terror? A continuación te explicaremos las razones del doctor Eduardo Calixto, un especialista en neurología y enseñanza social. 

Estamos preparados a sentir miedo

horror animated GIF El cerebro está preparado para sentir miedo. El cerebro esta consciente al momento de cualquier situación de miedo para poder aprender de él (por esta razón ya no te da tanto miedo algo dos veces). El objetivo del cerebro es controlar el miedo.

De alguna manera, nos hace sentir seguros

movie animated GIF Aunque no lo creas, tu cerebro te prepara para todo tipo de susto y conforme este crece o es más continuo creará un ambiente de placer. De a pocos se irá acostumbrado al miedo y lo adaptará como una forma de ser, siempre y cuando sepas que no va a pasar nada. Este es el ejemplo típico de las películas de terror; todo está bien hasta cuando vemos que dice: "Basado en un caso de la vida real".

Pagamos para que nos asusten

Warner Archive animated GIF Sí, somos la única especie que vamos a los cines, pagamos una entrada de casi 20 soles únicamente para que nos asusten. Esto pasa porque el miedo conlleva al placer controlado (algo así como un vicio).

El miedo forma parte de una de las sensaciones primarias

Warner Archive animated GIF El miedo pasa a través de la amígdala, zona del cerebro donde se procesa las emociones primarias como el terror o angustia, así que lo que sentimos cuando nos asustamos es auténtico miedo, pero también la información es transmitida y procesada por el neocórtex, una zona del cerebro que se preocupa por los sentimientos más "sofisticados" y esta parte determina si la situación es realmente peligrosa o no. Al final de cuentas, analizamos el miedo.

Nos gusta jugar con el terror a diestra y siniestra

Warner Archive animated GIF Desde pequeños nos cuentan historias de terror sobre vampiros, hombres lobo, zombies y demás. De hecho, cada una de ellas tiene un alto contenido de angustia y horror pero es el final lo que hace distinguir el miedo. Si el final es feliz, se está acostumbrado al niño a poder sentirse seguro sobre cualquier situación de pánico o terror que esto a la larga se verá reflejado en los disfraces del 31 de octubre.

El miedo es el impulso básico que nos ayuda a sobrevivir

horror animated GIF Estamos hablando del morbo. Ese "algo" que nos mantiene cautivos en las pelas o cuentos de terror que nos cuentan. Ese "algo" que nos ayuda a aprender más sobre situaciones para no volver a reaccionar de la misma manera. Ese "algo" que nos ayuda a sobrevivir.

Nos tienta

horror animated GIF Según Glenn Sparks, científico con más de veinte años de investigaciones sobre el tema (y director asociado de la Escuela de Comunicación Brian Lamb de la Universidad de Purdue, en Indiana), la sensación que perdura después del estímulo es lo que nos tienta. Y, curiosamente, no es la de miedo.

Pero también ejercita al cerbro

horror animated GIF Esto se debe a que el miedo es un fijador de recuerdos. En un porcentaje importante, lo que recordamos luego del estímulo controlado del miedo es el contexto, la compañía, las risas, los comentarios compartidos, aunque después, a solas, revivamos las escenas y estemos acostumbrados a lo que pasará

Rompiendo el mito

horror animated GIF Un experimento muy curioso se realizó en 1986, bajo la dirección del célebre neurocientífico norteamericano Joseph Ledoux, y consistía en que adolescentes de ambos sexos vieran películas de miedo. La idea era probar que la adrenalina liberada en situaciones arriesgadas (reales o no) aumentaba la dopamina, sustancia decisiva en el enamoramiento. Las conclusiones fueron reveladoras: los chicos encontraron más atractivas a las chicas que sentían miedo, y las chicas a los chicos que no se asustaron. Aparentemente, las mujeres tienden más a la cercanía física cuando sienten miedo, y de allí que los hombres las abracen para “protegerlas”.

Porque, de alguna manera, saca ese lado que no conocemos de nosotros

movie animated GIF ¿Te animas?

IR A COMENTARIOS

Comentarios