728 x 90

Sobreviví la esclavitud sexual en Estados Unidos

img

jsuh

Mi nombre es Holly Smith, y yo soy una sobreviviente del tráfico sexual de niños en Estados Unidos.

A los 14 años era una adolescente tímida, insegura y enojada. Me acababa de graduar de primaria y tenía miedo de empezar la secundaria.

Tenía miedo de que me peguen, tenía miedo de no encontrar un novio, de perder a mis amigos. Estaba deprimida y necesitada ayuda y orientación.

Crecí en el sur de Nueva Jersey, en un pueblo tan pequeño que conocía a la mayoría de mis amigos desde el nido. En la escuela secundaria, mis amigos y yo a menudo nos encontrábamos en el centro comercial local, y fue en este centro comercial donde conocí a un hombre que me sacó de la multitud y me pidió mi número de teléfono.

Me sentí especial cuando me escogió a mi, me dijo que era especial cuando hablamos por teléfono. Dijo que era demasiado madura para la escuela secundaria, que yo era lo suficientemente bonita para ser modelo, y que me podría presentar a músicos famosos para ayudarme a ser una compositora de canciones. Como una niña que creció con MTV, este era mi sueño.

Después de hablar por teléfono durante dos semanas, este hombre me sugirió que huya de casa con él. Y lo hice. A horas de salir corriendo, me obligaron a ejercer la prostitución y coaccionaron a trabajar en las calles y en los hoteles y casinos de Atlantic City, Nueva Jersey.

El primer hombre al que me vendieron me dijo que yo le recordaba a su nieta.

Casi 15 años más tarde, cuando recogí los archivos policiales de mi caso, me enteré que el hombre con el que había estado hablando por el teléfono era una persona completamente distinta al hombre que conocí en el centro comercial. Estos dos hombres estaban trabajando juntos.

Yo era un estudiante inteligente. Me habían colocado en la clase de dotados y talentosos en la escuela primaria y recibí altas calificaciones en la escuela intermedia. Pero una niña de 14 años de edad, no es rival contra dos hombres intrigantes. Fui detenida por la policía por prostitución y me mandaron a casa sin ningún tipo de servicios.

Días más tarde, sola en mi habitación, intenté suicidarme y fui hospitalizada. El hombre que me vendió en las calles de Atlantic City fue acusado de asalto sexual a una niña menor de 16 años, poniendo en peligro el bienestar de un niño y la promoción de la prostitución - sirvió un año de cárcel.

El hombre que me habló por teléfono y se hizo pasar por alguien que no era,  jamás pisó la cárcel - no había ninguna ley que lo hiciera responsable de sus acciones.

Hoy, soy una defensora internacional contra la trata de personas y la explotación infantil.

Este año, publiqué un libro de no ficción académica sobre tráfico sexual de niños en Estados Unidos, titulado "Caminando presas: ¿Cómo la juventud de Estados Unidos es vulnerable a la esclavitud sexual."

Aunque comparto los detalles de mi historia personal en "Caminando Presa," este libro es mucho más que un libro de memorias. Discuto factores, factores de riesgo de la comunidad y la mentalidad de predisposición llamado "víctimas voluntarias."

Un niño víctima que no se identifican como tales se refiere a menudo como una "víctima voluntaria", como era yo a los 14 años en 1992.

Treinta y seis horas después de llegar a Atlantic City, fui descubierta por la policía y no me identifique como una víctima. Entiendo que puede ser difícil para la gente entender mis acciones (y la falta de acción) durante estas circunstancias.

A menudo escucho preguntas como: "¿Por qué no trataste de huir?" En "Ruta de la presa", discuto la mentalidad de "víctimas voluntarias" con el fin de ofrecer una visión de la aplicación de ley, los proveedores de salud y otros defensores de las víctimas. Mi esperanza es que esta visión permita a los profesionales ofrecer compasión y el cuidado apropiado a todas las víctimas.

"Prey Walking" también ofrece consejos prácticos e información a los padres, maestros y miembros de la comunidad por igual. Sin la participación de toda la comunidad, la explotación sexual comercial infantil (ESCI) puede y seguirá floreciendo en las comunidades de Estados Unidos y más allá.

Juntos podemos hacer la diferencia.

Artículo Publicado en elite daily , traducido por Espacio360

IR A COMENTARIOS
  • abuso sexual,
  • sociedad,
  • internacional,
  • abuso infantil,
  • sociedad e,
  • trafico sexual
  • INTERNACIONA

Comentarios