728 x 90

¿Y qué fue con la reforma del transporte? Caos en el Metropolitano y un bypass que simplemente no funciona

img

Foto: Twitter/La República

Es una verdad que no se puede negar y mucho menos pasar por alto: el transporte público en Lima es desastroso. 

Es por esta razón que desde hace años se viene trabajando en proyectos para mejorarlo. El tren eléctrico, el Metropolitano y el Corredor Azul surgieron como alternativa ante el caos generado por las combis, vehículos que de a pocos están siendo puestos fuera de circulación. El transporte en la capital necesita una reforma y es lo que se ha venido haciendo, pero ¿se está yendo por buen camino?

El bypass que jamás funcionó

¿Valió la pena esperar más de un año, tomar vías alternas o caminar muchas cuadras para tomar el bus que ya no pasaba por su ruta habitual debido a que estaban construyendo algo que supuestamente pondría fin a la larga espera en el tráfico? 

Hace poco más de una semana el alcalde de Lima, Luis Castañeda Lossio, inauguró el bypass de 28 de julio, una obra que tardó más de un año en terminarse y que desde que fue abierta al público ha causado molestias, pues no ha solucionado el problema de la congestión vehicular en las horas punta como se había prometido. 

El bypass de 28 de julio fue una iniciativa de la Municipalidad de Lima y actualmente está en periodo de prueba (marcha blanca, abierto de 10 am. a 4 pm.). Desde su inauguración los usuarios han reportado que se forman largas colas de autos y que el caos vehícular en la zona sigue igual. 

Twitter/@augustoreyh 

En resumen, el bypass que prometió acabar con la congestión vehicular simplemente no sirve. La pregunta es ¿por qué?. 

El blog Lugares Comunes explica por qué el mencionado bypass está generando problemas: "Cualquier obra que aumente la capacidad vial para autos tiende a aumentar el tráficoSi es más fácil para los autos moverse por una ruta específica, más automovilistas van a querer usar esa ruta. Pero no solo el tráfico puede aumentar, la congestión también, especialmente si la obra está mal diseñada."

Actualmente, según un video de la Municipalidad de Lima en el que se promociona el bypass, 13 mil vehículos transitan diariamente por el bypass, cifra que evidentemente aumentará cuando este comience a funcionar las 24 horas del día. 

Entonces, el problema con el bypass de 28 de julio es que este fue abierto en medio de una zona de intersecciones con semáforo. "Por este motivo, aun cuando pasar por la intersección del bypass podría demorar menos debido a que ya no tiene semáforo sino un paso a desnivel, el efecto total es prácticamente nulo. Lo que ocurre es que más autos pueden pasar por el bypass, pero esos autos van a tener que parar luego en el siguiente semáforo", señala Lugares Comunes.

"Esto aumenta la presión sobre las intersecciones aledañas que sí tienen semáforo: la cantidad de autos por minuto llegando al semáforo ha aumentado considerablemente. En lugar de pasar de a a pocos esa intersección, como ocurría antes, ahora muchos autos la pasan al mismo tiempo, generando una cola que empieza en el semáforo siguiente y, como vemos en la imagen, llega a cubrir el bypass entero en dirección Sur-Norte", agrega.

¿Y esto tendría alguna solución? Sí, pero no es nada práctica. La solución sería hacer otros bypasses en cada intersección, así hasta llegar a una autopista. 

"Si seguimos la forma como se ha venido planificando la infraestructura para autos en Lima últimamente, la solución obvia sería hacer otros bypasses en las intersecciones siguientes. Y como con esos bypasses probablemente ocurriría lo mismo, luego hacer otros bypasses más allá, al menos hasta que se pueda llegar sin semáforos del bypass a una autopista", precisa Lugares Comunes. 

En su columna publicada en Perú21, Alexandra Ames señala que el dinero invertido en la construcción del bypass pudo haberse invertido en una "red semafórica moderna en más de 140 intersecciones, lo que fácilmente –según los reales expertos– hubiera podido ayudar a resolver el problema más allá de dicha zona".

Metropolitano colapsado 

El viernes último la estación Naranjal del Metropolitano copalsó, debido a la falta de buses en hora punta que llevó a que se formaran largas colas de personas. Las quejas de los usuarios comenzaron a circular rápidamente por redes sociales, ellos exigían más buses. 


Este problema no es nuevo y viendo la necesidad de solucionarlo, la Municipalidad de Lima, a través de Protransporte, informó el último fin de semana que desde hoy se adelantaría en media hora la salida de los buses Expresos 1, 2 y 3 desde el Terminal Naranjal. Es decir, que a partir de este lunes los buses mencionados iniciaron sus operaciones ya no a las 5:30 am., sino a las 5 am. Ello con la finalidad de facilitar el traslado de los usuarios. 

Sin embargo, esta mañana igual se formaron largas colas en la estación Naranjal. 

Corredor Azul

Cientos de usuarios del Corredor Azul manifestaron su disconformidad ante la reducción de buses, ello después de que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) observara los contratos de tres consorcios que brindaban el servicio de transporte público. Trabajadores del consorcio TGA, que es uno de los afectados, realizaron un protesta utilizando los buses. Los manifestantes recorrieron las avenidas Garcilazo de la Vega, Tacna y Arequipa.

Como se recuerda, la Municipalidad de Lima anuló los contratos de dichos consorcios, debido a que no suscribieron las adendas ante el MEF para poder operar. Ya el jueves pasado la comuna limeña había informado que los buses de los consorcios TGA, EcoExpress Javier Prado ya no estarían en circulación. Lo mismo para el consorcio Lima Perú S.A., el cual iba a comenzar sus operaciones en mayo próximo.

Según denunció el consorcio EcoExpress, la medida dejaría sin trabajo a 400 conductores. 

Sobre este tema, la Municipalidad del Lima manifestó a través de un comunicado los siguientes 10 puntos:

1. La Municipalidad de Lima heredó contratos de concesión de los Corredores Complementarios suscritos en el año 2014 con graves deficiencias, sin contar con la aprobación previa del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) como exige el DL 1012, Ley de Asociaciones Público Privadas.

2.- En octubre de 2015, el MEF ofició a Protransporte que los contratos eran nulos y sin efectos jurídicos por no contar con la citada aprobación del MEF.

3.- A pedido de la actual gestión municipal y a efectos de implementar el ordenamiento del transporte, se solicitó al MEF una solución inmediata.

4.- En noviembre del 2015, el MEF emite el Decreto de Urgencia 006-2015, que estableció por única vez y de forma excepcional un procedimiento para revisar y evaluar los contratos originales.

5.- En diciembre del 2015, Protransporte presenta los 24 contratos de concesión originales de los cinco corredores para que sean revisados ante el MEF, contando con el consentimiento de todos los inversionistas para su evaluación.

6.- En enero de 2016, el MEF comunica a Protransporte 139 observaciones de orden legal, económicas y financieras a los contratos, los mismos que afectarían al usuario y a la comuna, en ese sentido CONCLUYE, tras el estudio de siete Direcciones Generales del MEF, QUE LOS CONTRATOS NO ERAN AUTOSOSTENIBLES.

7. Protransporte procede a trabajar directamente con los consorcios las adendas a los contratos para subsanar dichas observaciones. En marzo de 2016, Protransporte presenta 18 adendas (de 24 contratos) con los estudios e informes que sustentan los mismos, levantando las observaciones planteadas.

8.- El 11 de abril de 2016, el MEF notifica a Protransporte la opinión favorable a los 18 contratos suscritos, dando por concluido el procedimiento excepcional.

9. Lamentablemente, los Consorcios Javier Prado Express, TGA y Lima Perú, no quisieron subsanar las observaciones y por ende se negaron a suscribir las adendas a los contratos, como consecuencia de ello, la ley señala que aquellos contratos que no han contado con la opinión favorable del MEF son NULOS DE PLENO DERECHO.

10. Finalmente, aquellos consorcios que han suscrito las 18 adendas a los contratos de concesión y se han puesto a derecho vienen desarrollando sus actividades en forma normal.

En resumen, lo que la Municipalidad de Lima señala es que los responsables de lo que está pasando actualmente son los mismos consorcios (que no subsanaron las observaciones) y el MEF. 

Desde el Ministerio de Economía, según El Comercio, han manifestado que unicamente emitieron una opinión y no una anulación.

También te puede interesar...

IR A COMENTARIOS

Comentarios