728 x 90

14 fotos de la historia de Milo, un transexual que quiso acabar con la dictadura de género

img

Hace unos días Leelah Alcorn  una joven trans, no pudo más con la transfobia y terminó suicidándose. La pequeña joven no la pasaba para nada bien tanto en el colegio (amistades) como en su casa. El entorno en el que Alcorn vivía no era para nada favorable debido a que pensaban que la chica sufría una enfermedad en lugar de apoyar los deseos e ilusiones de su hija. Ante la conmoción que generó esta muerte apareció Milo, de 15 años con un mensaje claro: "Me revelé como trans a mi familia el año pasado y gracias a ello salvé la vida. Apoyemos sin dudar" acompañado de una serie de imágenes en su Tumblr. 

Los padres de Milo tenían una costumbre peculiar y divertida en cada cumpleaños: preparaban tortas con la forma del año que el chico cumplía. Cada año suponía un cambió en el cabello, mirada y un paso más formando identidad. Ahora, Milo tiene 15 y deseo mostraron la recopilación de todas ellas. 

Los primeros años de Milo fueron como el de todos: un niño con los pelos revueltos y sonrisa cálida

Playground

En la mayoría de ellas aparece sonriente

Playground

Milo cuenta que la cercanía con sus padres fue clave para lo que vino después

Playground

"Algunas niñas no son simplemente niñas. Solo hay que esperar un poco para darse cuenta".

Playground

Playground

Para los 12 los cambios comenzaban a notarse

Playground

Y si bien los 14 fue la época más difícil fue en ese momento en el que habló con sus padres que lo recibieron con tolerancia y gratitud

Playground

Playground

La importancia del mensaje de Milo va para dos receptores. El primero son los adolescentes que buscan su propia identidad a medida que van creciendo (la cuál entra muchas veces en la confusión debido a los códigos sociales). El segundo receptor son todas las familias que deben accionar como lo que son: grupos de personas llenas de respeto, amabilidad y tolerancia. Milo le habla a ese odio, a la negación, al tedio que no impide a un niño sonreír.

IR A COMENTARIOS
  • GÉNERO

Comentarios