728 x 90

Consumo de tabaco en el Perú se inicia a los 8 años de edad

img

Foto referencial: Norte Digital MX / Niño de 8 años que fuma en Indonesia. 

Para Lourdes Febres, coordinadora general de Acción por los Niños (Organización que se dedica a la protección y promoción de los derechos del niño y adolescente en el Perú), combatir este problema no solo es un tema de leyes que prohíban la venta de cigarrillos a menores, sino de la verificación del cumplimiento de la norma y sanciones efectivas para los infractores.

“Los gobiernos locales y regionales tienen un papel que cumplir en esta tarea, pero ello también se asocia a la vigilancia ciudadana, que los usuarios denuncien a los negocios que violan la ley y perjudican la salud de los niños. También requiere el incentivo de ver que nuestra denuncia es atendida”, agregó Febres.

Efectos y consecuencias

De los efectos y consecuencias de fumar cigarrillos, mucho se ha dicho y se puede resumir en que este producto es nocivo de todas formas, al punto que el mensaje que antes aparecía en las cajas: “Fumar puede causar cáncer” ha cambiado a “Fumar produce cáncer”. 


Cedro nos presenta un amplio y muy bien elaborado resumen de las sustancias que contiene el cigarrillo común y los efectos que produce.

Elementos nocivos contenidos en un cigarrillo común. 

Adicción a la nicotina

Algunos fumadores pueden controlar su hábito de fumar. Sin embargo, entre el 25 al 30% de fumadores habituales desarrollarán dependencia. Para estas personas, fumar no es más un hábito, sino una adicción. Esta situación se magnifica en los niños causándoles efectos casi inmediatos que afectan, en principio, su desarrollo y su condición integral de salud.


La prevención incluye a la familia


El Director ejecutivo de Cedro, Alejandro Vassilaqui, señaló que es necesario incorporar a los padres de familia y adultos en general en las charlas de prevención del consumo de drogas, legales e ilegales, para que reflexionen y tomen conciencia del riesgo al que exponen a sus hijos si los incitan a fumar a temprana edad y/o beber alcohol.

El experto indicó que los municipios conocen mejor a los habitantes y pueden generar con ellos iniciativas que promuevan la vida saludable, la buena comunicación entre padres e hijos y la reflexión sobre el peligro que representan para su vida el consumo del alcohol, el tabaco y las drogas ilegales.

Dijo que si bien hay cada vez más gobiernos locales que están tomando medidas que prohíben la venta de tabaco o alcohol a menores de edad, se requiere más acciones orientadas a la prevención del consumo a temprana edad y bajo cualquier pretexto.

El consumo de cigarrillos en cifras

Según Devida, el consumo de tabaco en el Perú se inicia, en promedio, a los  13 años, no obstante, el 25% de la población escolar lo empezó a consumir entre los 8 y 11 años. Estas cifras reflejan que el consumo del cigarro se presenta a edades tempranas, según el “IV Estudio de Prevención y Consumo de Drogas en Estudiantes de Educación Secundaria”.

Asimismo, se revela que el 22.3% de los adolescentes y jóvenes peruanos, entre los 12 y 18 años, ha fumado alguna vez en la vida y 6.5% de ellos, han fumado en el último mes.

El consumo de esta sustancia es mayor en los jóvenes entre los 19 y 25 años, cerca de la tercera parte de ellos ha consumido tabaco en el último año (29%) y el 18.7% lo usó en el último mes.

Al menos la mitad (49.8%) de la población urbana de diversas ciudades, entre 12 y 65 años, han consumido alguna vez en la vida tabaco y el 13.3 % de esta población fumó cigarrillos en el último mes.

Contrabando

A la venta ilegal de este nocivo producto a menores de edad se suma que millones de cigarrillos ingresan como contrabando, el cual bordea actualmente el 20% del mercado peruano. Esto permite que se vendan cigarrillos a precios muy bajos y sin el debido control.

La representante de Acción por los Niños Lourdes Febrers manifestó que es necesario que el Estado tome mayores medidas de fiscalización para este tipo de infracciones. El contrabando permite que se vendan cigarrillos por unidad (lo cual está prohibido), con precios que oscilan entre los 10 y 20 céntimos, aseguró.

Nuevos consumidores

Respecto al nivel de incidencia encontrado, el estudio de Devida, revela que cada año se incorporan aproximadamente 12 consumidores de tabaco por cada 100 personas no consumidoras. Ello indica que aproximadamente 826,899 personas se convierten en fumadores cada año. 

Cerca de la quinta parte de los consumidores del último año presenta signos de dependencia a tabaco. Ello representa alrededor de 468,159 personas entre 12 y 65 años.

Pronóstico reservado

La Organización Mundial de la Salud estima que en el siglo pasado han muerto 100 millones de personas en el mundo, por causas relacionadas con el tabaco. En el año 2010, el tabaco causó la muerte de cerca de 6 millones de personas, 72 por ciento de los cuales residían en países de ingresos medios y bajos.  

De continuar esta tendencia, el tabaco habrá causado la muerte de 7 millones de personas para el año 2020 y más de 8 millones de personas para 2030.

IR A COMENTARIOS

Comentarios